Martes, 29 de septiembre de 2015

Moda Unisex

Carente de aderezos, la masculina neutralidad de camisas, chaquetas de sastre y poleras cuello polo resalta los atributos del cuerpo de la mujer. La historia unisex empezó hace rato, pero hoy arremete con una fuerza nunca antes vista.

Hay algo visiblemente sexy en una mujer madura usando jeans y una polera cuello polo, un impermeable o un blazer sin las abominables pinzas acomoda-pechugas.

Cada una de las prendas que hoy se reconocen como unisex y que constituyen una parte infaltable del clóset de cualquiera fueron, en sus inicios, elementos del clóset masculino. 


Las prendas unisex no lo fueron siempre. Mujeres que históricamente han sido reconocidas como estilosas fueron las que llevaron con osadía y adelanto las prendas que terminaron por ser de uso indistintamente masculino o femenino.

Si hoy un impermeable de hombre es casi exacto a uno de mujer es porque existieron esas mujeres con visión y elegancia que optaron por usar looks que no eran para ellas.

La lista interminable está plagada de osadas visionarias quienes, en arrebatos de una búsqueda del estilo propio, adoptaron sin prejuicios todos los elementos que desearon del clóset de sus hombres.

Pero el cambalache no ha tenido los mismos frutos al revés: los hombres han avanzado poco en tomar prestados elementos propios del clóset femenino. Y es precisamente porque el vínculo entre lo sexy y lo elegante con lo unisex radica en la poca obviedad de los atributos de la ropa, en la uniformidad neutral de las camisas, poleras y pantalones que, llevados como corresponde, potencia la sensualidad en algunas mujeres.

La ropa sexualmente neutra deja que los rasgos de lo femenino los den el cuerpo, el pelo, la sutileza de los movimientos. Los ademanes pasan a ser un asunto de extrema importancia a la hora de seducir, dejando que la sexualidad brote de la esencia femenina, y no de un disfraz de mujer.

Carente de aderezos, la masculina neutralidad de camisas, chaquetas de sastre y poleras cuello polo resalta los atributos del cuerpo de la mujer. La historia de lo unisex empezó hace rato, pero hoy arremete una fuerza nunca antes vista.  

 

LO UNISEX EN LA PASARELA

Uno de los diseñadores que impulsó el estilo unisex fue Yves Saint Laurent, desde que incorporara los trajes pantalón para mujeres. En su momento fue un escándalo, pero ahora un mismo estilo de pantalón puede ser usado por ambos sexos, sin importar el estilo, color o corte.

En esa misma senda, Jean Paul Gaultier transgredió los límites de lo femenino y lo masculino, vistiendo a los hombres con faldas, y a las mujeres con trajes.

La fiebre por lo unisex también repercutió en las modelos de pasarela, dando paso a una nueva generación de rasgos más indefinidos, ni tan masculinos en el caso de los hombres, ni tan femeninos en el caso de las mujeres. Modelos por citar hay varias, pero quizás la más emblemática y exitosa sea la inglesaAgyness Deyn, que con su look niño/niña encarna el nuevo espíritu de la tendencia.

 

                                                

Comentarios y preguntas